Fecha de publicación: 05/10/2016
SOLO PARA MAYORES
Albert Boet
Bienvenidos de nuevo, porque nosotros nunca nos habíamos ido.
A menudo una conversación de sobremesa ayuda a desbloquear ideas, a aclarar bocetos de pensamientos y pone en marcha una sucesión de conceptos que estaban ahí pero que no unían de ningún modo. Y un largo y amigable café con un buen amigo y compañero de información sobre slot, Jordi Sobrevalls, me ha permitido poder retirar definitivamente una editorial que ya pesaba demasiado en la cabecera de SlotCar Today.
Somos mayores, llevamos años muchos años en el mundo del slot, desde enfoques diferentes pero que finalmente han coincidido frente a un teclado. Él profundizando sobre un coche y después otro, en tratamientos de larga duración, y yo metiendo la información en píldoras de dosis diaria, para parar golpes y ansiedades de conocimiento.
Y en esa conversación el tema de siempre, el futuro, el presente y cómo no, los buenos recuerdos del pasado. Del pasado cada uno tiene su álbum, algunos probablemente todavía en Blanco y Negro; del presente vivencias compartidas y las inquietudes comunes, y del futuro… futuro, aquí es donde afloran ideas, razonamientos aletargados que de repente frente al café despiertan.
Y una idea salta sobre el mantel. ¿Y si los fabricantes ha decidido lanzar la toalla sobre la persecución incesante del público infantil? ¿Y si los últimos signos visibles empiezan a demostrar que ellos, los que nos metieron hace años en esto, creen que su negocio vuelve a estar entre los aficionados? Una idea que va cogiendo fuerza a medida que la conversación avanza y salen diferentes aportaciones. Los datos de éste, los gestos del otro, los videos del de más allá, las acciones de marketing del último, todo encaja, todo parece indicar que la idea no va tan desencaminada.
Un video promocional con adultos sustituyendo los tradicionales niños y padres, acciones de marketing promoviendo la compra para competir, productos descabalgados del catálogo que de repente vuelven a aparecer para ofrecer diversión a los aficionados, modelos que sólo pueden reconocer viejos rockeros, … y un largo etcétera fortalece la idea.
Por el camino han desaparecido algunos, pero los que restan tienen en su punto de mira la generación que les hizo crecer. La generación que tiene el poder adquisitivo, un nicho de mercado mucho más amplio de lo que las estadísticas pueden reflejar. Amplio suficiente para que encaje perfectamente en la reducción de producción a la que ha obligado la crisis.
Son menos, han reducido las producciones, pero los aficionados nunca dejan de serlo y al contrario lentamente crecen y enriquecen esa generación de aficionados al slot que no tiene edad, simplemente son mayores. Todo cuadra, ellos se han dado cuenta. Si quieren seguir en el negocio los mayores son su objetivo. Bienvenidos de nuevo, porque nosotros nunca nos habíamos ido.
Escribir un comentario
* Campos obligatorios
Entrevistas

Notice: Undefined index: title in /var/www/slotcar-today.com/es/groups/38.php on line 501
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
NEWSLETTER:
Suscribete a Slot Car Today y recibe de forma periódica las últimas noticias en tu email.