Fecha de publicación: 09/08/2014
JORDI ESCOLÀ / PINK-KAR
PINK-KAR
"...Pink-Kar representa una manera de hacer las cosas, y eso perdurará en esta nueva etapa..."
La noticia del renacimiento de Pink-Kar, casi diez años después de la puesta a la venta de su último modelo, ha causado un buen revuelo entre los aficionados. Una marca que durante más de una década siguió una línea de producto muy definida que conectó con los coleccionistas. Los Ferrari 250 GTO, Auto Union, Bugatti, Austin Healey, VW Beetle, 2CV y un largo listado de referencias, llenaron un hueco en su momento. Hoy, una nueva empresa ha decidido continuar con esa línea de producto firmándola con el mismo nombre que ya forma parte de la historia del slot.

SCT.- En SlotCarToday avanzábamos la noticia hace unos días. Pink-Kar vuelve a las pistas de slot. ¿Pero, es la misma Pink-Kar o una nueva Pink-Kar?

Jordi Escolà.- Es una nueva Pink-Kar, porque las personas que hay detrás no son las mismas, pero es la misma, en cuanto a que recupera la esencia de los inicios de la marca. De hecho, las personas que estamos en este nuevo proyecto somos grandes admiradores de los productos Scalextric/Triang/Exin y auténticos entusiastas de Pink-Kar.
Ahora, queremos recuperar esos valores que nos engancharon al slot y a los automóviles clásicos a escala. Coches míticos con encanto, con ese aire retro de los inicios del slot. Lógicamente, la imagen corporativa se ha puesto al día, pero sin perder la esencia que hizo de Pink-Kar la marca preferida de los aficionados y coleccionistas más exigentes.

SCT.- Probablemente es poco conocido, pero Jordi Escolà, actual CEO de la nueva Pink-Kar, vivió muy de cerca el nacimiento de la marca a principios de los años 90. ¿Renace ahora aquella ilusión que no llegó a fructificar?

Jordi Escolà.- No cabe duda de que son momentos duros para cualquier emprendedor. No podríamos acometer este proyecto sin una elevada dosis de pasión y, si se me permite decirlo, de audacia.
Quizás ahora mismo nuestro reto es mayor si cabe que el que existía en el momento del nacimiento de la marca. Aunque nuestro proyecto tiene unas bases que se sustentan en la lógica empresarial, a los integrantes del equipo lo que verdaderamente nos anima es la emoción: la posibilidad de convertir en realidad parte de nuestros sueños y contribuir a crear las réplicas de las joyas más valiosas del automovilismo.

SCT.- Detrás de Pink-Kar encontramos verdaderos apasionados por el slot, coleccionistas. Volver a poner activo el nombre de Pink-Kar, siguiendo operaciones similares que se han dado en el mundo del automóvil, puede parecer una contradicción con la más pura filosofía del coleccionista. Pink-Kar era una colección cerrada. Principio y final en el 2009. ¿Cómo se le explica al coleccionista esta nueva etapa sin que tema por el valor de sus modelos de colección?

Jordi Escolà.- Siendo nosotros mismos coleccionistas, nuestra prioridad es el respeto absoluto y la salvaguarda de los intereses y deseos del coleccionista, que es nuestra razón de ser. Nada va a cambiar para ellos en cuanto a sus colecciones se refiere. Pink-Kar puede seguir considerándose una colección cerrada si uno quiere, tomando esto como un cambio de etapa. Esto pasa en otras marcas, en las que el cambio de fabricante o distribuidor, va marcando etapas a las cuales se ciñen los coleccionistas.
Hecha esta salvedad, creo que es una buena noticia para el coleccionista de Pink-Kar la aparición de nuevos modelos. Tenemos claro que quieren más. El público tiene ganas de Pink-Kar y ahora se abre otra etapa de colección, más ilusionante si cabe.

SCT.- El nuevo logotipo de Pink-Kar ha sufrido modificaciones de color. Entendemos que se ha querido aprovechar la herencia del nombre, el recuerdo que los aficionados tienen de la marca pero que el cambio de imagen representa la nueva etapa.

Jordi Escolà.- Efectivamente, lo que se ha hecho es efectuar una puesta al día de la imagen de la marca sin perder sus señas de identidad. Cuando partimos de la idea de continuar con el mismo nombre, partimos de la base de continuar con el mismo concepto y no crear confusión en el aficionado a Pink-Kar.
Pink-Kar representa una manera de hacer las cosas, y eso perdurará en esta nueva etapa.

SCT.- Desde que publicamos la noticia, han corrido centenares de rumores, muchos provocados por la escueta información ofrecida a propósito de crear la expectativa. Uno de ellos es que la nueva Pink-Kar dispone de los moldes de los modelos.

Jordi Escolà.- No, no se disponen de los moldes originales.

SCT.- No hay moldes. Por lo que no se reeditaran antiguos modelos. Pero lo cierto es que probablemente haya un stock, fabricado hace años, disponible para salir al mercado. ¿De qué modo se gestionarán estas referencias? ¿Se aprovecharán para comercializar versiones diferentes?

Jordi Escolà.- Disponemos de unos fondos de colección, que se gestionarán de diferentes formas. Por una parte el aficionado a Pink-Kar, podrá disponer de algunas antiguas referencias, pero de manera muy limitada, ya que se trata de las últimas unidades.
El resto aparecerá con nuevas decoraciones ampliando así las referencias de Pink-Kar. Creemos que es importante ofrecer producto nuevo, porque el anterior está ya obsoleto comercialmente.

SCT.- Avanzábamos que la filosofía de Pink-Kar será la de mantener la línea de producto anterior. ¿Hablamos de clásicos, de grandes deportivos populares, de competición?

Jordi Escolà.- Ciertamente, hablamos de clásicos, deportivos populares y competición, pero sobre todo, de esos modelos que por su historia y encanto calaron en todos los aficionados al motor. Esos coches que marcaron épocas y estilos y que nos gustaría ver en nuestras pistas o en nuestras vitrinas.

SCT.- Cuando desapareció la marca dejó en el cajón algunos modelos en avanzado estado de gestación. ¿Verán la luz esos modelos que nunca llegaron a las vitrinas?

Jordi Escolà.- Se estudiará cada caso individualmente. Lo cierto es que ha pasado mucho tiempo y algunos de estos desarrollos han sido ya reproducidos por otras marcas, o en otros casos habrá que ver si por tipo de producto encajan perfectamente en la línea de Pink-Kar.

SCT.- Nos puede avanzar algo de cómo será, o mejor aún, cuál va a ser el primer nuevo modelo? ¿Para cuándo está previsto el lanzamiento de ese modelo?

Jordi Escolà.- Para eso habrá que esperar un poco. Hay que dejar algo para la sorpresa y la especulación. Es parte del juego. Lo que sí puedo adelantar es que el primer modelo que saldrá a la luz superará las expectativas de los entusiastas de Pink-Kar.

SCT.- La evolución tecnológica ha permitido disponer de modelos de slot a escala 1:32 con una fidelidad de reproducción impensable incluso una década atrás. A pesar de ello hay coches, hay fabricantes que siguen una tendencia de producto lógico, lo que podemos llamar estándar. Un hiperrealismo lógicamente encarece el producto y a menudo hace inviable la continuidad empresarial. Parece como si un buen coche de colección tuviera que tener ese aire, esa similitud con la producción de los años sesenta en cuanto a estética, en los que lo que no se veía no hacía falta reproducirlo. ¿Qué camino escoge Pink-Kar?

Jordi Escolà.- Pink-Kar adopta ese estándar en la reproducción por muchos motivos. Quizás el más importante es que creemos que se ha llegado a un punto de hiperrealismo que consideramos más propio de modelos estáticos que de coches de slot. Todo hiperrealismo (incluso en "lo que no se ve") encarece el producto final, obligando a ampliar las tiradas para la amortización de los útiles, cuando en realidad el público en general, no puede absorber ni la cantidad de modelos producidos, ni su precio.

SCT.- Afrontar la producción de un nuevo modelo de slot supone una inversión importante. La fabricación en España puede suponer renunciar a una rebaja de costes de producción. ¿Cuál es el camino escogido por Pink-Kar para llevar adelante su proyecto?
¿Dónde tendrá la sede Pink-Kar y las instalaciones de montaje y logística?

Jordi Escolà.- Nuestro ámbito de fabricación es España, y no lo es por puro quijotismo. En España hay grandes profesionales, lamentablemente, a veces, con poco trabajo. Los cuatro grandes -y los no tan grandes- en coches de plástico, fabrican en China. Pero eso equivale a tener que fabricar grandes tiradas, para que los precios en conjunto sean competitivos. Cuando esto lo trasladas a una estructura pequeña, que no se plantea una gran producción, se intenta compensar la diferencia de costes, mediante una contención del gasto interno.
Ahora, Pink-Kar vuelve al mercado, teniendo en cuenta que según nuestras estimaciones, únicamente 2 de cada 10 coches se quedarán en España y el resto se dispersará internacionalmente. Por todo ello, somos una empresa que opera en la red y únicamente en la red.
Nos dirigimos fundamentalmente al cliente final, aunque es evidente que puede haber situaciones de ventaja para los distribuidores en algunas zonas, con el fin de agrupar y minimizar los costes de transporte o inclusive para facilitar la cercanía y acceso a los propios recambios.
Nuestra ubicación, o mejor, la ubicación de nuestro producto, es prácticamente la de nuestros colaboradores, ya que la conformación del producto desde el inicio hasta su finalización está siempre en proceso de tránsito, por lo que podemos afirmar que nuestros productos, salvo la motorización, serán manufacturados íntegramente “made in Spain”.

SCT.- Carrocerías inyectadas en plástico, Tampografía, hasta aquí parece obvio. ¿Pero y la parte dinámica? ¿Tendrá chasis de plástico? ¿Y los componentes serán propios o de marcas de accesorios?

Jordi Escolà.- En términos de sistemas de producción, se seguirán mateniendo, aunque debidamente actualizados, los patrones de la fabricación anterior. Nuestro producto supone fabricar íntegramente en plástico y con componentes propios.
No obstante, no habrá inconveniente en valorar la posibilidad de establecer acuerdos con terceros, si ello supone un ahorro en fabricación y una mejora. No vamos a cerrar la puerta a una colaboración con otros fabricantes con los que podamos complementarnos y mejorar en calidad y en coste.

SCT.- Avanzábamos también en la escueta presentación que Pink-Kar iba a realizar ediciones muy cortas de cada referencia. Esto normalmente provoca que los aficionados lo asocien a un precio más elevado.

Jordi Escolà.- Desde Pink-Kar no vamos a hacer nuestros productos inaccesibles. Todo lo contrario. Se busca que sean accesibles al gran público, sin dobles precios, uno de salida y luego otro de oferta. No, eso no va a ser así. Los modelos tendrán el precio apropiado desde el principio.
La reducida estructura, el esmero en el montaje artesanal y la distribución propia han de ayudar a contener los costes asociados a la producción.
Si acaso, las tiradas cortas harán que los aficionados tengan que ser rápidos en sus compras si no quieren quedarse sin alguna de las referencias.

SCT.- La globalización, el acceso a la información, la rapidez de esa información ha cambiado radicalmente el concepto de mercado. Pink-Kar no aspira lógicamente a un mercado local. ¿El cálculo de la producción se ha hecho estudiando la capacidad de demanda global? ¿Tenéis porcentajes de demanda de producto por países?

Jordi Escolà.- La realidad actual es que Pink-Kar tiene un importante mercado fuera de España. La distribución va a ser propia, mediante nuestra página web, que lanzaremos próximamente en la dirección www.pink-kar.com.
También estaremos presentes en las principales redes sociales, desde donde informaremos de los nuevos lanzamientos, información general, curiosidades, etc. En definitiva, estamos seguros que serán espacios de gran interés para los aficionados y coleccionistas. Además, nos servirán de lugar de encuentro cercano con ellos, para conocer su opinión y sus deseos, ya que no lo olvidemos, Pink-Kar vuelve para llenar de nuevo ese espacio que dejó vacío entre los coleccionistas más entendidos, al quedar Pink-Kar inactiva.

SCT.- La nueva web de Pink-Kar se va a activar en breve. ¿Nos puede avanzar que encontraremos en ella? Va a comercializar Pink-Kar sus modelos Worldwide a través del portal propio? ¿Cuándo va a estar operativa?

Jordi Escolà.- La página estará operativa en muy poco tiempo. En ella se van a vender directamente los modelos de Pink-Kar a todo el mundo, pero no va a ser sólo una tienda. En la web, el coleccionista de Pink-Kar, va a encontrar información de todas las referencias. Poco a poco se irá ampliando y mejorando. Es la guía del coleccionista de Pink-Kar. Es frecuente recurrir a foros o páginas de aficionados que han recopilado la información porque la página oficial del fabricante, o no existe, o en ella no se encuentra lo que se necesita. Pink-Kar ofrecerá esa información de primera mano.
Escribir un comentario
* Campos obligatorios
Entrevistas

Notice: Undefined index: title in /var/www/slotcar-today.com/es/groups/38.php on line 501
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
NEWSLETTER:
Suscribete a Slot Car Today y recibe de forma periódica las últimas noticias en tu email.